18 febrero 2006

El Orgullo y Prejuicio que yo me imaginé...

Esta semana me acerqué al cine en buena compañía a ver Orgullo y Prejuicio, y debo decir que no me decepcionó. Sabeis que no voy a entrar en aspectos técnicos, que lo mio es comentar si la adaptación literaria ha valido la pena... y debo decir que sí. Han conseguido captar la esencia Austen en la película. Podría haber resultado una adaptación noña, de mujeres locas por casarse (o locas en general, esas dos hermanas pequeñas...) y de una vida frívola de bailes y paseos, pero para nada.

Os recuerdo el argumento. En la campiña inglesa de finales del XVIII las únicas preocupaciones que una madre puede tener es casar a sus cinco hijas, así que la llegada a la región de un rico vecino provoca un auténtico revuelo. Las cinco hijas, muy distintas entre sí, seguirán diferentes trayectorias a lo largo de la película, pero al igual que en la novela, la historia gira en torno a Lizzy (Keira Knightley), a su desmedido orgullo y determinación. Bien es verdad que la maravillosa prosa de Jane Austen nos deja profundizar en su personalidad y entonces comprendes más su manera de actuar, pero en la película esta explendidamente retratada, esa nominación al Oscar está bien merecida, la borda.

Asímismo, el otro orgulloso personaje, Fitzwilliam Darcy (Matthew Macfadyen) va sufriendo una transformación a lo largo de la narración. Pasa de ser un personaje de expresión hierática que odias, a un personaje que amas con todas tus fuerzas, sus gestos y expresiones se dulcifican y entiendes que lo suyo no es orgullo, sino timidez...

En lo que respecta a esa odiosa madre y ese pobre sufridor padre (Brenda Blethyn y Donald Sutherland), no puedes más que desear que ella se calle y sentir compasión por ese pobre hombre!!!! Lo mismo que sientes leyendo la novela.

Y el prejuicio en la pelicula es, entre otros, la siempre expléndida Judy Dench como Lady Catherine de Bourg, estirada, inaccesible y marcando perfectamente las diferencias de clases, lo que esta admitido y lo que no.

Lo que sí me encantaría comentar es la fantástica elección de paisajes y casas. El Peak District National Park en Derbyshire luce en todo su explendor y Pemberly, la residencia de Mr. Darcy, es el lugar más maraviloso del mundo. Muchos de los que me conocen saben que yo pasaba los veranos con una familia en el norte de Inglaterra (en Chesterfield), y en una de las visitas de fin de semana con las que me deleitaban tuve la suerte de visitar Chatsworth, la residencia oficial del Duque de Devonshire, que es esa excepcional masión que se nos presenta en la película. Recuerdo que me impactara sobremanera el hecho de ver ciervos corriendo por los jardines como si nada y la paz que se respiraba, sin contar con lo majestuoso del interior de la casa. Hay quien sostiene que ese Pemberley que describe Jane Austen es en realidad el autentico Chatsworth.

Así pues, concluyo diciendo que me ha encantado la adaptación, que se ha hecho con extremo gusto y respeto al texto y que si todavía no os habeis animado a ir a verla, hacedlo, disfrutareis de risas, amor y un pedazo de historia de la literatura inglesa.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Si, yo estoy totalmente de acuerdo con los comentarios de esta señorita. La película notiene desperdicio.

Vol de Galle dijo...

Permítame la indiscreción. Puedo coincidir en que la película resulta agradable, las interpretaciones son dignas y la adaptación es correcta.

Pero ¿realmente necesitaba el mundo esta película? ¿La necesitaba Jane Austen? ¿Hay algún motivo para hacer hoy una (nueva) versión en cine de "Orgullo y prejuicio"? ¿Se hacen estas preguntas quienes proceden a adaptar estas obras? ¿Se las hacen quienes van a verlas?

Viola de Lesseps dijo...

Vol de galle:

Interesante planteamiento el suyo. La verdad entre las diversas respuestas estaría que quizás se hacen nuevas versiones de clásicos porque se sabe que es un caballo ganador. Tampoco estamos ante un autor que nos tenga saturados de versiones... y respecto a si el mundo necesitaba esta película... nos podemos plantear eso con otras tantas... ¿Necesitabamos los Torrentes?

yojimbo dijo...

Se supone que con cada versión o adaptación de una novela aportas algo nuevo.

A mi esta película me encantó y me emocionó. Tiene grandes momentos, grandes interpretaciones y una grandísima banda sonora que te deja de piedra. Y ya no digamos nada de los planos secuencia... brrrr...

Todo esto lo pondré en un post dentro de poco :)
Saludos.

Viola de Lesseps dijo...

Opinas igual que yo, Yojimbo, te animo a leer la novela si no lo has hecho. Soy una incondicional de Jane Austen, y no es una autora romántica en contra de lo que muchos tratan de asegurar. Sus descripciones de personajes son magistrales.

La banda sonora es preciosa, tienes razón. Y el hecho de descubrir en el cine unos jardines por los que yo paseé en mi adorada Inglaterra me hicieron emocionar, no he sido para nada objetiva ;)

Saludos.

sabbat dijo...

Yo iba a verla este jueves pero me dejaron colgalda :)

Ahora, después de leer este post tuyo, me da una rabia...

Saludos

Viola de Lesseps dijo...

Pues no te des por vencida Sabbat, es un entretenimiento fantástico y los paisajes son dignos de disfrutar en pantalla grande.

Saludos y gracias por tu visita

Anónimo dijo...

hola ! lei lo que escribiste sobre la pelicula y coincido con lo que decìs. No solo han camptado la esencia de austen si no que ademas han sido fieles al libro, algo que ahora no se ve muy seguido.
Lo que me entere hace poco es que va a salir una pelicula que se llama "becaming Jane Austen" con anne athaway ( perdon, no se como se escribe el apellido)y ojala que estè tan buena como orgullo y prejuicio...


carla de argentina