22 agosto 2006

Vivir na Coruña...

"... que bonito é, andar de parranda e dormir de pé". En resumen, que sobrevivir a las dos primeras semanas de las Fiestas de María Pita termina siendo una misión casi imposible, que te merma físicamente para otras dos semanas, pero que deja una sensación totalmente satisfactoria.

En las dos primeras semanas del mes hemos tenido cosas tales como conciertos variados, diversos y extraños, gratuitos y de pago, Feria del Libro, Feria de Artesanía, Certamen de Casas Regionales ( que no conocerás a fondo las diferentes regiones, pero digamos que "metabolizas" toda su gastronomía), Regatas, Torneos de Tenis, Teresa Herrera de Fútbol ( que ha ganado el Depor y esperamos no se cumpla la tradición y hagan una buena temporada), Tall Ships' Races, fiestas variadas y diferentes, amigos que vuelven, amigos que se van, amigos que están... vamos que necesitas una agenda mayor que en el invierno para no liarte y quedar con tres o cuatro a la vez en sitios distintos.

Me centro entonces en lo que yo he destacado por encima de todo. Primero el Noroeste Pop-Rock, que se celebró ( puede que por última vez) sobre la arena de la playa de Riazor, y donde se pueden dar cita gentes tan variopintas como Los Mojinos Escozíos o Paul Weller. Yo personalmente de cuatro días de conciertos me quedo con el del ex-vocalista de The Jam. Vale, lo sé, tiro hacia lo inglés, pero siendo quien ha sido y es, empezar un concierto gratuito, para gente que mucha no sabe ni quien es, absoluta y totalmente puntual ( algo a lo que por desgracia no nos tienen demasiado acostumbrados) y ofrecer un maravilloso concierto totalmente entregado durante dos horitas, eso gana a cualquiera. El sábado 5 era el gran colofón del festival, con el Concierto de los 100 Años de Estrella Galicia, que pintaba bien, sí, pero que desde mi punto de vista ( y desde el de otros más) terminó siendo un despropósito de esperas eternas y soporíferos cantantes... y eso que muchos nos mantuvimos alli, al frio de la noche, esperando que salieran los anunciados Iván Ferreiro y Deluxe, pero por mucho que tenía ganas, yo claudiqué a las 4.00, y los escuché, gracias a la acústica y al viento, desde mi casa ya.

La Tall Ships' Races es algo especial para esta ciudad. De repente, el tranquilo puerto se vuelve un hervidero de marineros y de preciosos barcos de vela, muchos buques escuela, la mayoría forjadores de sueños, amistades y enseñanzas de vida. Un puerto convertido en vientos coloristas y una enórme Torre de Babel rodeada de agua. Una ya no tiene edad para que los cadetes del Amerigo Vespucci la inviten a la esperada fiesta ( 400 cadetes italianos, vestiditos de gala invitando jóvenes coruñesas), pero sí que conseguí ir a una mucho más modesta, pero acojedora y entantadora en el barco noruego Christian Raddich, que tenía el honor de haber participado en la primera edición de la Regata, hace 50 años. La salida de los barcos con las velas extendidas desde la península de la Torre de Hércules es un maravilloso espectaculo, aunque este año se tiñó tristemente de humo incenciario.

Y toda esta palabrería que esta dama os ha contado, pues no es más que un intento de disculpa por mis prolongadas ausencias. Al igual que los reyes británicos escapaban a Greenwich en verano, esta dama inglesa no puede separarse en agosto de su ciudad e intenta aprovechar al máximo todo lo que le ofrece. Ruego pues me disculpen y espero no me hayan abandonado.

5 comentarios:

Edu dijo...

Te olvidas de la Feria Taurina ;-p

Dr. Strangelove dijo...

No te abandonamos. Al menos éste tu doctor y admirador de su dama inglesa favorita. Me alegra tener "tantas" noticias tuyas. Siempre es motivo de celebración.

Un gran beso y a sus pies.

Viola de Lesseps dijo...

Edu, alguna cosa más queda en el tintero... Teresa Herrera de Pesca, Habaneras, París de Noia... es que es todo tan diverso... que no sabe una por donde empezar... y aún no ha terminado.

doctor, me alegra que haya vuelto ya de su viaje y que siga pasándose por mi noche donde siempre es bien recibido.

La noche los saluda a ambos...

Jeremy Fox dijo...

Tanta juerga, tanta juerga...

Besos desde Moonfleet

Viola de Lesseps dijo...

Jeremy...

Acaso usted no se ha corrido alguna juerga veraniega en esta ciudad? No sé, corríjame si esta dama está equivocada.

Besos