25 mayo 2007

Premiere de El Niño de Barro

El pasado jueves 17 de mayo tuve ocasión de acudir a la premiere de El Niño de Barro gracias a la amable invitación del simpático pirata Jeremy Fox y en la agradable compañía de Red Stovall, el crítico más ácido de toda la red. Esta dama era la primera vez que se veía en un acto de tamaña magnitud y además con el encargo de hace de reportera gráfica de estos dos cinéfilos. Y me lo pasé bomba!!! No todos los días se puede asistir a una entrevista con Maribel Verdú (cercana y afable a más no decir) y con Jorge Algora, además de una agradable charla en el cocktail posterior con Héctor Carré.



La película, basada en hechos reales, narra una serie de brutales asesinatos de menores en el Buenos Aires de 1912. Mateo (Juan Ciancio), un niño de 10 años, esconde un secreto: a veces su mente le conduce a un oscuro lugar de la memoria en donde es testigo de los asesinatos. Al descubrirse, muchos creerán que es el asesino. Estela, su madre (Maribel Verdú), con el apoyo del forense de la policía, el Dr. Soria (Chete Lera), trata de encontrar una explicación racional a las visiones y así minar el escepticismo del Comisario Petrie (Daniel Freire). Pero los asesinatos siguen ocurriendo....Y el caos termina por adueñarse de la situación.

No voy a meterme en el trabajo del Sr. Fox y el Sr. Stovall de hacer una crítica totalmente experta, porque no me siento capacitada para ello, pero sí desde luego comentar que es una película que vale realmente la pena. Es absolutamente conmovedora y el niño hace una actuación excepcional, sin contar con la sensibilidad de Maribel Verdú.


Si quereis leer las verdaderas críticas y ver todas las fotografías del evento, así como los videos y grabaciones de sonido, no dejeis de acudir a Moonfleet y a Blogdecine.


Y ya sabeis muchachotes, cuando necesiteis reportera dicharachera...

2 comentarios:

Jeremy Fox dijo...

Lo recordaré pero tal vez te arrepientas de tu ofrecimiento, jejeje...

Saludos

Viola de Lesseps dijo...

Como para arrepentirse a estas alturas de la vida ya...

Besos